miércoles, 26 de mayo de 2010

UN TIPO Y SU INVERSO. La verificación de un prototipo.










Cúpula invertida pretensada, refugio en Camp Columbia, Lichtfield, Conn. 1957
Mario Salvadori/Bruno Funaro y estudiantes de Arquitectura e Ingeniería de la Universidad de Columbia, Nueva York.

Esta estructura reproducía un sistema ideado/concebido por dos ingenieros uruguayos, Leonel Viera y Luis A. Mondino para un estadio circular de 94,5 metros (310 pies) de diámetro en Montevideo.
Este tipo estructural plantea una nueva aproximación al problema de grandes luces, resolviendo el riesgo de vibración/aleteo (por empuje del viento) de la cubierta.
La estructura de madera, acero, y hormigón fue construida en el mes de Junio de 1956 por un grupo de estudiantes de las escuelas de Arquitectura e Ingeniería de la Universidad de Columbia, bajo la supervisión de Bruno Funaro, Profesor Asociado de Arquitectura. La estructura se diseñó en el marco del semestre de primavera por el mismo equipo que llevó a cabo la construcción de la misma. El diseño estructural fue desarrollado principalmente por los estudiantes de ingeniería, bajo la supervisión de Mario Salvadori, Profesor de Ingeniería Civil en la Universidad de Columbia.
Los estudiantes concibieron una cubierta de 50 pies de diámetro (15,24 metros), soportada por 12 puntales de madera distribuidos uniformemente, sobre los que se apoyaba un anillo realizado con piezas prefabricadas de madera laminada. 36 cables de acero de 3/8 pulgadas de diámetro (aproximadamente 1 centímetro) se extienden desde el perímetro exterior del anillo de madera hasta un anillo central de acero, de 4 pies de diámetro (1,20 metro). Después de colocar los cables, se cubrieron con 324 piezas de hormigón reforzado en forma de cuña, de 13/4 pulgadas de espesor (4,5 cm), cuyo ancho oscilaba entre 4 pies y 2 pulgadas (entre 1,20 m y 10 cm).
El siguiente paso verificaría la cualidad única de esta estructura, sobrecargando temporalmente la cubierta con 700 sacos de arena de 50 lb (22,5 kg) para pretensar los cables y desviar hacia abajo el armazón. Los espacios vacíos entre las piezas de hormigón, en las direcciones radial y circunferencial, se rellenarón con una lechada de mortero con la cubierta en carga. Una vez endurecido el mortero se quitarón los sacos de arena. La cubierta intenta desviarse hacia arriba, pero la forma curva de la misma la detiene. La tensión en los cables se congela por la compresión de las piezas de hormigón. El resultado es una cúpula invertida que expresa la consistencia de un sistema estructural.
Jules Bonvicini, de Bonvicini Construction Co., en Torrington, asistió como consultor constructivo.
La estructura del refugio constituye un trabajo de un trimestre para un curso denominado “Edificios imaginativos”, propuesto a la Universidad por el Decano Leopold Arnaud de la Escuela de Arquitectura y el Profesor J.M. Garrelts, Director del Departamento de Ingeniería Civil.