viernes, 19 de marzo de 2010

LUZ GEOMÉTRICA. 25 tetraedros

Ala este, National Gallery of Art,
Washington D.C., I.M. Pei, 1968-78

«As commonly used the refrain, or burden, not only limited to lyric sense, but depends for its impression upon the force of monotone –both in sound and thought. The pleasure is deduced solely from the sense of identity –of repetition. I resolved to diversify, and so vastly heighten, the effect, by adhering, in general, to the monotone of sound, while I continually varied that of thought: that is to say, I determined to produce continuously novel effects, by the variation of the application of the refrain –the refrain itself remaining, for the most part, unvaried». (1)

Pei convierte el atrio de 1500 m2 en una plaza cubierta, introduciendo un espacio casi exterior en el centro del museo. La configuración geométrica del lucernario se basa en el establecimiento de una repetición compleja de 25 tetraedros.

Se producen, a esta escala, nuevos efectos al variar la aplicación del triángulo, que en esencia sigue siendo el mismo. La relación de las partes al todo responde al método del patrón. Los patrones, ligados a la información (y no a la semántica), se convierten en el elemento fundamental del diagrama. Un sistema de repetición diferencial se convierte en un medio de manejar una variedad de elementos dentro de la misma organización.

Se utilizan principios organizativos que promueven la comunicación a través de las escalas, en las que lo particular es capaz de afectar al todo y viceversa.

La luz revela la geometría del triángulo, figura presente en múltiples escalas, desde el corte de la piedra del pavimento, el encofrado de los forjados, a la organización espacial de las partes y del todo.

(1) Edgar Allan Poe, on Composition