viernes, 19 de marzo de 2010

DIFERENCIA RELATIVA. Igualdad y diversidad de una planta triangulada

Ala este, National Gallery of Art,
Washington D.C., I.M. Pei, 1968-78

«La ressemblance n’existe pas en soi: elle n’est qu’un cas particulier de la différence, celui où la différence tend vers zéro. Mais celle-ci ne s’annule jamais complètement» (1)

Según Lévi-Strauss, la similitud no existe en sí misma: es un caso particular de la diferencia, en el que la diferencia tiende a cero. La similitud puede emerger de la diferencia y viceversa, la diferencia puede emerger de la similitud.

En la ampliación de la National Gallery of Art de I. M. Pei, la adaptación a los contornos del terreno y el respeto al eje de composición del edificio neoclásico de John Russel Pope, determinan la elección del módulo triangular sobre el que se ordena la construcción. Toda la organización se deriva de las variaciones engendradas por esta figura elemental. Leit-motiv de la construcción, regula hasta sus menores detalles.

Pei divide el terreno trapezoidal en dos triángulos complementarios –el espacio que los separa distingue los dos componentes del programa-. El más pequeño es un triángulo isósceles, que alberga la parte pública del complejo. Las salas de exposiciones temporales se agrupan en tres torres que se elevan en los ángulos. En el centro, el espacio de acogida y de distribución, cubierto con una vidriera de 18 m de altura, se inscribe en planta en un tercer triángulo isósceles que une las dos partes del edificio.

Los espacios de exposición gravitan alrededor del atrio central. Divididos en conjuntos independientes, se alojan en las tres torres periféricas. Las tres torres parecen iguales pero son diferentes (se comportan de modo diferente).

Iguales porque ocupan los tres vértices del triángulo isósceles principal, se inscriben en paralelogramos, son accesibles desde pasarelas que flotan sobre el espacio central, y están dotadas de escaleras en sus vértices, conformando un subsistema de hexágonos inscritos a su vez en triángulos.

Diferentes porque su coronación no es siempre la misma: en dos ocasiones se rematan con un lucernario de perímetro hexagonal inscrito en el paralelogramo, y en la tercera torre, el remate se resuelve mediante una vidriera triangular.

Se trata de un sistema que se genera a través de la división, en el que cada pieza y cada espacio conservan sus leyes de geometría o simetría. Existen unas reglas que son generales y pertenecen al conjunto y sin embargo, persiste la capacidad de cada pieza de ser reconocida como unidad. La geometría no ortogonal de las piezas otorga una capacidad expresiva a cada una de ellas y sin embargo permite la relación con el conjunto.

(1) LÉVI-STRAUSS, Claude: L’Homme nu, 1971