jueves, 18 de marzo de 2010

AU MUSIC-HALL. Roland Barthes.

Roland Barthes explicaba, a propósito del music-hall, que «El esfuerzo se capta en su culminación, en ese momento casi imposible en que va a sumergirse en la perfección de su logro, sin que aún haya desaparecido totalmente el riesgo de su fracaso». El espectáculo de music-hall no muestra un resultado, sino un modo de operar: en el gesto del acróbata se hacen visibles a la vez la dificultad del trabajo previo y la facilidad del resultado, que parece casi mágico. Barthes, en otro fragmento del mismo texto, aventuraba: «El music-hall es el trabajo humano memorializado y sublimado: el peligro y el esfuerzo aparecen significados, al mismo tiempo que se subsumen bajo la risa o bajo la gracia». En la última acuarela de la serie 50 aquarelles de Music-Hall ou le QUAND-MÊME des Illusions, LC se anticipa a la afirmación de Barthes, transformando su mesa de trabajo en un escenario de music-hall.

BARTHES, Roland: «Au Music-Hall». En: Mythologies. Paris, Seuil, 1957. (Collection points) Pág. 176-179.